Psicoterapia Adultos – Psicólogo para el Tratamiento de pareja en Adultos

Terapia de pareja

Aunque cuando una relación inicia la pretensión de sus miembros es la de conservar el entendimiento y la armonía, con el paso del tiempo, a causa de los diferentes caracteres y visiones personales o frente a determinadas circunstancias, pueden surgir conflictos y desencuentro que pongan en juego que la pareja perdure. La Terapia de Pareja busca mejorar la comunicación y resolver problemas, malestar, conflictos o mala comunicación dentro de una relación íntima. En la Terapia de Pareja es importante que ambas partes deseen apostar por resolver el problema y apostar por la relación.

Si buscáis una oportunidad para reencontrar el bienestar dentro de la pareja, en Psicosaludvalencia contamos con profesionales especializados que pueden ayudaros a encontrar una solución a vuestros problemas.

Terapia de pareja

 ¿En qué puede ayudarte la Terapia de Pareja?

Dependencia emocional

Dependencia emocional

La dependencia emocional se caracteriza por una excesiva necesidad de cariño, afecto y una disponibilidad constante que sienten algunas personas hacia alguien con quien mantienen un vínculo afectivo y pudiendo llegar a llegando a perjudicar la relación, su vida social y el propio bienestar.

Miedo al compromiso

Algunas personas experimentan un estado de ansiedad frente a la idea de mantener una relación a largo plazo. Esto afecta negativamente a sus relaciones y puede tener su origen en distintas causas ya sean los miedos a no cumplir con las expectativas, experiencias previas traumáticas, problemas de apego, etc.

Problemas de Comunicación en Pareja

Los problemas de comunicación dañan de manera directa todas las demás facetas de la relación, la perdida de la comunicación, las discusiones, el miedo a expresarnos con libertad y la incapacidad de comunicarnos asertivamente pueden suponer un problema grave para la pervivencia de la relación.

Problemas de Convivencia

Problemas de Convivencia en Pareja

Mantener la cotidianeidad no es una tarea fácil y, problemas como la falta de comunicación, la ausencia de compromiso real o las distintas expectativas frente a las cosas, pueden hacer que surjan conflictos en la convivencia. La Terapia puede ayudar a encontrar caminos hacia la solución de los mismos.

e mantiene en el tiempo puede dar lugar a la aparición de síntomas nocivos. En estos casos es fundamental contar con la ayuda de un especialista.

Celos o desconfianza

Celos o desconfianza

Los celos son un sentimiento normal de temor frente a la posibilidad de perder a la persona que amamos, pero pueden convertirse en una preocupación excesiva y reiterada sobre la fidelidad y lealtad de la pareja, generando una elevada ansiedad y un estado de hipervigilancia que pueden conducir a conductas de control sobre la pareja encaminadas a la disminución del malestar emocional derivado de estas preocupaciones.

Infidelidades

Infidelidades

Una de las causas más frecuentes del deterioro y fin de una relación de pareja es la infidelidad. Cuando una infidelidad tiene lugar suele aparecer la desconfianza, los sentimientos de traición y las inseguridades y la ayuda psicológica puede ser clave para reconstruir la relación.

Problemas Sexuales

Problemas Sexuales

Los problemas sexuales y las dificultades sexuales resultan bastante frecuentes y pueden afectar al funcionamiento normal de la pareja y al bienestar de sus miembros.

Separación o divorcio

La decisión de terminar una relación siempre es difícil y, en no pocos casos, puede ser traumático, la Terapia puede ayudar a ambos miembros a afrontar este paso de la manera más constructiva posible.